Fallece inmortal del baloncesto Chicho Sibilio

Santo Domingo, RD

Falleció este sábado el basquetbolista dominicano Cándido Antonio “Chicho Sibilio”, quien logró importantes títulos en sus más de dos décadas de trayectoria como jugador, especialmente en el FC Barcelona, equipo con el que permaneció unos 13 años.

Su deceso se produce a los 60 años y desde hace un buen tiempo venía padeciendo de diabetes. Su muerte representa un duro golpe para el deporte dominicano

Era el menor de siete hermanos, de los cuales hay tres fallecidos y su madre doña Francisco Hughes aún esta con vida y cuenta con 90 años.

 Sibilio, exaltado al Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano en el 2003, impulsó su carrera a mediados de los 70, destacándose entonces en el baloncesto del Distrito Nacional. Fue novato del Año en el torneo efectuado en 1974 y solo un año después merecedor del premio de Más Valioso, tras conducir a los Astros a la obtención del título.

Oriundo de Haina, Sibilio fue miembro primero de los Astros y luego accionó con los combinados de Los Mina y el Club Naco. En su etapa de jugador fue dueño de uno de los disparos más certeros desde la para entonces naciente línea de tres puntos.

En el baloncesto dominicano fue el fue jugador en superar los 50 puntos en un partido, 20 de junio de 1976, el primero en alcanzar los mil puntos de por vida, además que concluyó su carrera con el mejor porcentaje de puntos 22.4. Se retiró en 1992.

Su deceso se produjo en su finca de Nigua. La Federación Dominicana de Baloncesto colgó en su cuenta de twitter un mensaje lamentando el fallecimiento de esta gloria del baloncesto dominicano. Paz a su alma, culmina diciendo el mensaje.

Fruto de su gran talento y habilidades con 17 años ya integraba la selección nacional del país, hecho logrado en 1975. Dos años después fue integrante del equipo dominicano que conquistó la medalla de oro en el Centrobasquet 1977 efectuado en Panamá, aunque no participó debido a una objeción por su doble nacionalidad, empero permaneció el evento completo sentado en el banquillo brindándole soporte moral a sus compañeros.

Tras nacionalizarse español se convirtió en un gran ídolo en ese país, brillando principalmente con el FC Barcelona, equipo con el cual conquistó cinco coronas, también alcanzó ocho campeonatos de la Copa del Rey y dos de la Recopa.

Fue miembro del equipo español que en 1980 asistió a los Juegos Olímpicos de Moscú y dos años después jugó en el Mundial. En los Olímpicos fue el quinto mejor anotador.

Se convirtió en el primer jugador en anotar 750 disparos desde la línea de los tres puntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *